PODCAST 160 de tocandoelbalon.com

El Gusto Por La Violencia: La Doble Cara Del Fútbol Mexicano.

A casi dos décadas de su creación, los grupos de "animación" 
parecen aumentar sus acciones radicales.


Tocando El Balón Web* Antonio Herrera Borja.

Ninguno de los dieciocho equipos de la Liga MX pueden decirse ajenos a esta situación. Incluso los que vienen del Ascenso MX.
.
Si hay un pequeñísimo botón de muestra de la conducta de diversos grupos a nivel global, es la película Green Sreet Hooligans del año 2005 protagonizada por el actor estadounidense Elija Wood y el británico Charlie Hunnan.

En dicha cinta con duración de 109 minutos, se puede apreciar como un joven de clase media- alta (Matt Buckner) que llega de los Estados Unidos a Inglaterra, en cuestión de días se une a la barra brava del West Ham United, sin tener si quiera el conocimiento mínimo del juego.   

Se va narrando la historia de como se involucra en grupo de animación en donde existen ciertos egos, rivalidades y jerarquías.

Signo mínimo de poder o desfogue, las barras como una caricatura de las sudamericanas buscan dentro de dichos grupos exaltar conductas agresivas con fachada de apoyo a un equipo de fútbol.

¿ Cuantos Matt Buckner sin tener condición socioeconómica media-alta llegan a las barras de los equipos del fútbol mexicano?

La condición social o económica parece ser lo de menos para integrarse a estos grupos y también mucho menos el conocimiento del juego como el joven estadounidense de dicha cinta.

Inclusive parece que el trofeo dentro de esos grupos de animación es lograr tener el reconocimiento como los más violentos.

Estando en la zona de prensa del Estadio Morelos claramente se escucha una de muchas canciones "para alentar " a Monarcas.
"¡Señores yo soy canario y tengo aguante, por eso es que te sigo a todas partes!... Vayas a donde vayas, siempre estaré contigo, siempre tomando cerveza o tomando vino!... y Daleeee Canarios.... y Dale Canariooos...! y Daleeee Canarios.... y Dale Canariooos...! A mi lo que diga la prensa y policía (Putoooos) no me interesa".

Para cualquier individuo con sentido común es una total provocación de inicio a quien se encargue de la seguridad al referirse de lleno a la policía que custodia el perímetro.

Pero como es común en los más perversos juegos de poder y política de nuestro país ,ver que los directivos tanto de equipos como jerarcas de la Liga MX hacen campañas para erradicar la violencia y por otro lado siguen permitiendo el acceso a los estadios a las barras.

El juego siniestro que parece no tener fin. Por un 
lado los altos mandos de la Liga MX, en un 
ejercicio fascinante presumen campañas para erradicar 
la violencia, pero por otro los afiliados la siguen 
alimentando con el acceso a las barras.



No solamente en Morelia se siguen viviendo incidentes penosos. Pero siendo Monarcas Morelia el equipo al que se da cobertura no deja de ser algo que capta nuestra atención.

Parece que puede llegar el día en el que no tiene que causarnos ninguna sorpresa ver cualquier cantidad de incidentes adentro y afuera del estadio.

Las barras mexicanas han adquirido su lugar a pesar de ser una caricatura de las barras de américa del sur. Pero sin dejar de ser una amenaza para la doble moral de directivos de clubes mexicanos, que es ahí donde realmente les duele y no en la integridad o seguridad de los asistentes.



En América del Sur las barras bravas tienen 
no solamente un lugar, sino también poder dentro 
de los clubes. En algunos casos rebasando los limites, lo cuál difícilmente pasará en México al ser propiedad de la inicitativa privada los equipos.





El Gusto Por La Violencia: La Doble Cara Del Fútbol Mexicano. El Gusto Por La Violencia: La Doble Cara Del Fútbol Mexicano. Reviewed by Tocando El Balón on 21:29 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.