PODCAST 178 de tocandoelbalon.com

Guzmán Y "La Afición Más Chingona" .




Tocando El Balón Web* Antonio Herrera Borja.

La apuesta de Grupo Salinas por Atlas en casi 3 años, ha estado muy lejana de las expectativas de su gente y de ellos mismos. 

La ciudad de Guadalajara representa para el fútbol mexicano una plaza sumamente importante.

Ha llegado a tener cuatro equipos compitiendo al mismo tiempo en la primera división y es sede de dos los de los equipos con más arraigo y tradición en la liga: El Club Deportivo Guadalajara y El Atlas.

La historia de los zorros es tan extensa, que hay quien dice que eso le ha dado para tener una afición fiel generación tras generación a sabiendas de la escasez de triunfos o del sufrimiento habitual (un campeonato de liga en 1951).

Un dicho es muy popular en la Perla Tapatía: "¡Arriba el Atlas, aunque gane!"

Se compara la rivalidad con la situación que se vive en Madrid con el Atlético y el Real o en el barrio de Avellaneda en Buenos Aires con Racing e Independiente, en donde las penas y derrotas hacen quererlo más a su gente que los ganadores coterráneos.

Las ilusiones de que las cosas tendrían un giro drástico han llegado a finales de 2013, cuando después de años y años con problemas financieros, una empresa solvente adquiría la franquicia.

En 2013 Grupo Salinas compraba la franquicia del Atlas.


Como cualquier contenido de televisión que empieza como ordinario para proyectarlo interesante, parecía que en el papel todo pintaba muy bien. Un dueño solvente y una afición apasionada, además de tener para las transmisiones de televisión a Martinoli y Luis Garcia (los comentaristas de moda en la televisión mexicana), aunado a una identidad de juego espectacular con un toque de drama en cada episodio en el Estadio Jalisco.

TV AZTECA no ha podido posicionar a Monarcas Morelia como un producto televisivo atractivo.

Con el Atlas se tiene la idea de hacer lo que TELEVISA pudo con el América en los ochentas.

Cabe recordar que muchos ejecutivos de TV AZTECA trabajaron para TELEVISA, y han pretendido frustradamente llevar las prácticas a la Televisora del Ajusco o guardan admiración a lo que en Televisa realizaban.

El Sr. Gustavo Guzmán, como parte del comité de fútbol, de Grupo Salinas está también en esa idea. Los equipos que ha tenido el corporativo son más regionales (Veracruz, Monarcas, Jaguares).

Con el Atlas se aspira a que trascienda más allá de lo regional estando en una de las grandes ciudades más grandes del país.

La cosas distan bastante de lo esperado. Se ha invertido mucho en futbolistas de buen momento o nombre, ni que decir de los directores técnicos (Matosas y Costas).

En su momento Gustavo Guzmán señalaba a la afición de Atlas como "más chingona", en clara comparación a la gente de los otros clubes que son o han sido del corporativo (Morelia,Veracruz, Chiapas, Neza, Mérida) a las cuales ha considerado más frías o menos apasionadas.

Esa "afición más chingona" no tardó en reaccionar cuando se modifico la playera del equipo.

El rechazo fue inmediato ante la modificación a 
la playera de Atlas por parte de la afición.

La "afición más chingona", de un momento a otro, recordó que han sido más las malas que las buenas y al ver una actitud de "divas" o "burgueses" comenzaba a exigirles todo lo contrario, así como a las actitudes semejantes de los directivos.

Esa "afición más chingona" reclama de manera enérgica un posible cambio de horario y día en los juegos como local para la temporada 2016-2017.

A la distancia podríamos decir que al pueblo rojinegro no le desagrada nada que el equipo se encuentre en manos de un corporativo sólido; pero por otro lado, y más importante, no toleran que se trate de jugar con una tradición de 100 años. Acostumbrados al sufrimiento, prefieren alguien que no pisotee dicha tradición en lo más mínimo.

La solicitud a la Liga MX de una prórroga para el tema de la multipropiedad, hacía pensar a más de uno que solamente era a Monarcas Morelia a quien le buscaban dueño, pero una carrera pareja comienza ahora. Hace pocos días, los altos mandos de Grupo Salinas convocaron al comité de fútbol para ver la frialdad de los números.

Monarcas Morelia supera con menos presupuesto al Atlas en cuanto a objetivos deportivos y extra-deportivos.


Alvaro Dàvila (Monarcas Morelia, arriba) y Gustavo
 Guzmàn (Atlas, abajo) en la carrera dentro del Ajusco.



Impensable o no invertir más dinero en Atlas, la apuesta los primeros años ha reflejado números inferiores e inevitablemente la única receta es volver a ganar un campeonato, o por lo menos pelearlo.

Para Monarcas Morelia lo será la salvación y por consiguiente la calificación.

La fórmula Alvaro Dávila-Monarcas Morelia ya ha dado resultados de sobra conocidos y satisfacciones a la afición moreliana. Y en este momento llevan ventaja por la respuesta de la gente, quien también desde luego será un factor importante en esta carrera.

Queda claro que en Grupo Salinas hay quien quiere al Morelia y quien no lo quiere.

De la fórmula Gustavo Guzmán-Atlas no podemos decir lo mismo, con todo y la "afición más chingona" que pide ya su salida en tan solo tres años al frente.
Guzmán Y "La Afición Más Chingona" . Guzmán Y "La Afición Más Chingona" . Reviewed by Tocando El Balón on 9:12 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.