PODCAST 178 de tocandoelbalon.com

Felices 27

El Estadio Morelos cumple 27 años.

Tocando El Balón * Antonio Herrera Borja.

ANTECEDENTES

Al retirarse la sede de Colombia para organizar la copa mundial 1986 y asignársela a México en 1983, la ciudad de Morelia, que ya contaba con equipo en la máxima categoría, era indudablemente una subsede de facto. Sin embargo no se contaba con un inmueble con los requerimientos de la FIFA para albergar partidos de la máxima justa del balompié.

Se tuvieron en consideración dos opciones: la primera, ampliar la capacidad del Estadio Venustiano Carranza y la segunda, construir sobre los predios aledaños a la estación del tren en el poniente de la ciudad.

El gobernador de Michoacán de aquel entonces, Cuauhtémoc Cárdenas, señalaba que para la entidad podría representar un costo fuera del alcance cualquiera de las dos opciones, por lo cual Morelia no tuvo partidos del Mundial 86.

Los Canarios ya no daban cabida al aforo de más 20 mil personas en el Estadio Venustiano Carranza en su retorno a la primera división, durante los 80´s tras varias temporadas. Fue entonces cuando un grupo de empresarios y el gobernador sucesor, Luis Martìnez Villicaña, echaron a andar los sueños que se habían truncado para la copa del mundo.

INICIO DE UN SUEÑO QUE PARECÍA LEJANO.

Morelia tendría un estadio digno y a la altura de la Primera División, con capacidad para más de 35 mil personas (44 mil originalmente). La ubicación seguiría en el poniente, pero en terrenos aledaños al antiguo aeropuerto y al cerro del Quinceo.

El diseño evocaba, en la parte de abajo, a la vieja casa (el Estadio Venustiano Carranza), con una puerta en medio de las bancas, añadiéndole algo que no tenía el viejo estadio: más cercanía entre la grada y la cancha, la cual no era posible por la pista atlética.

La parte de abajo del Coloso del Quinceo, inspirada en la antigua casa (Estadio V. Carranza)

En su parte superior, dos imponentes naves donde se distribuyen palcos y plateas en la zona oriente y poniente.

El esfuerzo de cientos de trabajadores hicieron posible que en un lapso de dos años(1987-1989), se abriera la casa del equipo Morelia.

OPCIÓN DE AMPLIACIÓN PARA UNA SUBSEDE DE LA COPA DEL MUNDO.

En sol general sur y norte existe la opción de crecimiento sobre los planos originales, para añadirle otras secciones, a manera de hacer una construcción cerrada, como hoy en día las tiene el Estadio Hidalgo en Pachuca, obra de los mismos arquitectos del Morelos, con lo cual se podría superar una capacidad para más de 50 mil personas.

Hoy en día se menciona mucho la candidatura de México a organizar la copa del mundo 2026 e indudablemente, de dársela a nuestro país, Morelia, como antes de 1986, sería una sede de facto, con la diferencia que se cuenta con el inmueble que ya tuvo partidos de un torneo organizado por la FIFA y también con opción a ampliarlo. 

Y de no ser México la sede, ¿por qué no pensar en la posibilidad de hacerse llegar de más recursos a manera de asociación y abonados para que tengan su platea o palco disponible en nuevas tribunas?

Cada año se recuerda el primer partido ante el América en 1989, los partidos de Copa Libertadores, el mundial Sub-17, el triunfo sobre el Atlas en la final de Copa MX en 2013 y la visita del Papa Francisco recientemente. Desde luego, cada quien tendrá su mejor recuerdo de dicho inmueble.

En esta ocasión, más que recordar momentos, le rendimos homenaje al Estadio Morelos con un prometedor futuro.

Monarcas Morelia tiene una afición en pleno crecimiento. Muchos de ellos tienen el sueño de contar con un lugar en el Coloso del Quinceo para repetir el ritual de cada quince días y transmitirlo, de generación en generación, como desde hace 27 años.

El Morelos con posibilidad de crecimiento en su sección sur y norte.




Felices 27 Felices 27 Reviewed by Tocando El Balón on 12:35 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.