PODCAST 173 de tocandoelbalon.com

Lo impensable más no imposible.

Boy cumplirá una de sus metas después de más de 25 años de dirigir. Estar al frente de uno de los más populares de México.

Tocando El Balón Web* Antonio Herrera Borja.

Fue un 25 de Noviembre de 1989 en el clásico tamaulipeco Correcaminos vs Tampico Madero, en donde Tomás Boy debutaba como director técnico.

Era la jornada 13 de la temporada 88-89 en el Estadio Marte.R Gómez. El marcador no le fue favorable en su inicio. "La Jaiba Brava" del Tampico Madero perdía por la mínima diferencia ante los naranjas.

Comenzaba así una trayectoria y peregrinar por equipos como el mencionado Tampico de 1989 a 1990.

Tardaría 2 años en volver a trabajar. Pero su estancia en Querétaro seria tan corta como con los jaibos, es decir solo un año de 1992 a 1993.

Cuando parecía que volvía a tomar las riendas de un equipo de la máxima categoría para la temporada 1994-1995, la Federación Mexicana de Fútbol optó por desaparecer a la franquicia de los Leones Negros de la U.de.G.

Inclusive se recuerda de manera curiosa, que por esas épocas (1994) "el jefe" publicaba anuncios en diarios de la capital del país buscando trabajo como entrenador de fútbol.

Para 1995 se hace cargo del equipo Tiburones Rojos de Veracruz, recién adquirido por TELEVISIÓN AZTECA.

Su papel con los jarochos fue formidable. Nunca habían estado tan cerca de una final del fútbol mexicano, pero cayeron a manos de los Toros del Celaya en semifinales.

Así las cosas y ya con la experiencia de haber trabajado para la empresa del ajusco, en 1996 comienza la primera de tres etapas con el Morelia.

En el torneo verano 97, salva al Morelia del descenso, y como en Veracruz se queda muy cerca de una final al perder con las chivas en semifinales.


Aquel gol de Paulo César Chávez, marginó de la final al equipo de Boy.

El buen sabor de boca dejado por aquel equipo de 1997, presagiaba la continuidad de Tomás Boy. Sin embargo, el entrenador arremetía días después en el diario deportivo ESTO contra comentaristas de TV AZTECA y dirigentes. Su destino estaba en la sultana del norte con el acérrimo rival de su época de futbolista, los rayados del Monterrey.

El paso con "la pandilla" fue desafortunado. No logro trascender.

La segunda etapa comenzaba con el equipo michoacano en los torneos invierno 98 y verano 99.

Como si se tratará de una maldición, en ambas ocasiones el Estadio Jalisco fue la tumba del aún Atlético Morelia.


De nuevo Chivas eliminaba al Morelia.

En el verano 99, la manera en la que Morelia quedo fuera ante el Atlas tuvo tintes "traumáticos".

Sobre los últimos minutos la suerte quedaba echada y Tomás Boy con Morelia no podia superar los cuartos de final.


Atlas frustraba a Morelia en el verano 99.

En el periodo de 1999 a 2000 ya siendo Monarcas Morelia, como lo hemos mencionado en anteriores entregas, Morelia ha estado presente en los "parteaguas" históricos de otros equipos.

En 1999 en la fase de repechaje, con ventaja de 4 a 2 y en la última jugada del partido en el Estadio Hidalgo, Marcelino Bernal anotaba e igualaba el global con el que los tuzos calificaban a la primera liguilla de sus historia en el máximo circuito. Recuérdese que en esos años el criterio de desempate era la mejor posición en la tabla.


El Museo de los tuzos considera el gol de Bernal ante Morelia "el parteaguas". Pachuca se clasifico y fue campeón del invierno 1999.

En el verano 2000 con Luis Garcia como la contratación bomba del fútbol mexicano, Monarcas Morelia buscaba romper esa barrera y pelear por el campeonato.

Ni con García, Morelia supero las expectativas.

Boy Espinoza terminaba así su segunda etapa con Monarcas Morelia. Sin poder llevar al equipo a una final. Reconocido por el buen fútbol y carácter, más no con los resultados esperados.

Tuvo pasos breves por Puebla (2002), Veracruz (2004) y Atlas (2007).

La tercera etapa con Morelia de 2009 a 2012 le dejo tres semifinales.

Por fin en el clausura 2011 lograba llegar a su primera final como entrenador ante los pumas, en donde no se consumo la anhelada segunda estrella.

Aunque más recordado es el partido de semifinales ante el Cruz Azul y la bronca ocurrida.


Boy tuvo claras confrontaciones verbales con varios integrantes que aún hoy en día permanecen en la plantilla de Cruz Azul.

Su paso por el Atlas también dejo un buen sabor de boca por el fútbol practicado, pero sin obtener el esperado campeonato después de más de 60 años.

Hoy 2 de octubre de 2015, después de casi 26 años de su inicio como entrenador, llegará como entrenador a un equipo donde claramente ha habido enfrentamientos y diferencias con lideres (Corona, "Chaco", Torrado).

Llegará a un equipo con gran convocatoria y tradición, como él lo deseaba desde hace mucho tiempo.

Los rumores que lo ponían en su cuarta etapa con Morelia terminan.

Tomás Boy y Cruz Azul llegan con los mismos deseos e ilusiones, comparten una meta. Tener un campeonato, algo impensable más no imposible.




Lo impensable más no imposible. Lo impensable más no imposible. Reviewed by Tocando El Balón on 20:36 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.